sábado, 21 de abril de 2012

Literalmente...

Una amiga coreano-alemana intenta comentar en francés luego de señalar el corte de otro amigo coreano: cómo se dice ... el pelo? A lo que respondo: cortar el pelo. Me señala su extrañeza, porque en alemán existe la diferenciación entre "ich habe meine Haare geschnitten" (yo he cortado mi pelo) y "ich habe meine Haare schneiden lassen" (he dejado que me corten el pelo). Y digo: sí, los alemanes siempre toman todo literalmente. Ella se enoja y responde que no siempre. De dónde viene este recelo frente a la literalidad? No es la literalidad, la identificación entre dos sentidos, mejor dicho, la anulación de la diferencia entre ellos y, lo más grave, de su jerarquía? no es acaso la literalidad el fundar comunidad política, del que forma parte especial el nacional-socialismo? no es, por el contrario, la democracia otro nombre de la metáfora? En efecto, cuándo es que uno usa la expresión "literalmente"? No tiene el carácter de una excepción, el de la identificación de los sentidos, del significante y del significado? no parece presuponerse el que el lenguaje sea en sí mismo metafórico? El "literalmente", por ejemplo, cuando se dice de alguien que "literalmente está en la mierda" o "está hecho mierda" quiere indicarse el hecho "literal" de estar hundido hasta el cuello en materia fecal y no el estar en una situación límite o el estar vaciado de sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada